domingo, 10 de junio de 2012

La Hormigonera: Autogestión, un paso hacia la evolución

Hoy he estado en el centro social La Hormigonera, un local "cedido" autogestionado por gente del barrio. Había que arreglar el patio, que tenía un agujero enorme a un desagüe que no solo perjudicaba al propio local sino a la urbanización en general.







Sin ser albañiles, ni arquitectos, ni sin ser cheff profesionales, hemos puesto un muro con cemento, encalado unas paredes, hecho una comida abundante y riquísima. Todo con nuestras manitas y nuestras ganas, sin depender más que de los compañeros y compañeras.



He ahí el futuro. ¿Para que tantas instituciones? ¿Para que tanta supuesta "profesionalidad"? Yo no soy albañil ni nada similar pero con 4 ideas, charlando con el resto y con nuestras manitas hemos hecho una obra más que satisfactoria. Y es que en un mundo donde todos tenemos algo que aportar, por muy poco que sea, lo único que hace falta es unión. Personas con personas, trabajando codo con codo para que las cosas salgan bien. El hoy por ti y mañana por mi es algo que incluso suena anticuado, cuando lo comparas con un "Hoy por todos, y mañana también".

Una rica marmitoca de bonito y patatas con verdurica, y de primero almejitas y una ensalada de pasta. Una comida de lujo.


Además, la satisfacción y el orgullo de algo que has hecho con tus propias manos y que tu y otros vais a disfrutar, no tienen precio. Y esto no se queda en la cocina y en el cemento: La educación, las bibliotecas, los talleres, los debates, las proyecciones... de vecinxs a vecinxs, como digo siempre, de personas a personas.

Ha sido un día duro de trabajo... y que ha terminado con relax, con música, con charla, con baile y masaje... de nuevo, entre nosotros. ¿Que más se puede pedir para ser feliz?

Que todo el MUNDO sea igual.


PD: Os dejo las fotos de la maravilla que hemos hecho hoy, todo el muro está hecho a ladrillo y cemento y la pared (y los muros) encalados a brocha. 7 horas de magnífico trabajo.




 
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada